Debes saber que si pudiera elegir entre el placer y el dolor elegiría los dos…
Carlos Berlanga

Los abismos atraen. Presentamos la segunda parte de los Abismos de la joven ilustradora catalana Alsina Mandarina, viñetas que transitan entre la autodestrucción y el optimismo.

Hacia el abismo

El último Abismo de esta serie es un homenaje a Carlos Berlanga, de quién nuestra editora de música Luz Casarín escribe: “Tímido y solitario, no exageramos si lo colocamos como el mejor letrista del pop español (guardando nuestro respeto para los demás). Carlos Berlanga es la elegancia de lo siniestro. La soledad, un guiño de misantropía y la incapacidad para encontrar el amor romántico mutaron para crear, con canciones, el manual del corazón roto y el desencanto de los años ochenta.

De Berlanga aprendimos que no es ningún pecado ir por el lado maligno y oscuro de la vida, que llevar el desamor como bandera puede ser totalmente elegante. Carlos Berlanga siempre lo supo todo, su reino no era de Dios y nosotros seducidos, nos lanzamos al abismo siniestro del conformismo y la desolación, hoy gozamos por él y él se ríe de nuestro amor.”

Alsina Mandarina

Alsina Mandarina es mi alter ego artístico con el que firmo mis trabajos ilustrativos. En mi DNI figuro como Laia Alsina. He crecido dibujando. Para mi dibujar era algo divertido y mágico. Con el tiempo lo convertí en el medio para comprender la realidad que me rodea. La necesidad de parar, mirar, reflexionar… La encuentro en el dibujo.

En mis ilustraciones normalmente el cuerpo es el principal protagonista: no dibujo a alguien en concreto, mis personajes son muchos rostros en uno.  Lo cotidiano es mi escenario, me interesa lo que me es cercano y cuando me tropiezo con terrenos vírgenes me adentro en ellos.

No creo en lo individualista, creo en la conexión y en que la imagen es una herramienta potente de pensamiento colectivo, de difusión, crítica y conocimiento.

Deja un comentario