Los cinco procesos de la demencia senil en el retrato
Por Mónica Dávalos

Para el antropólogo Marc Augé, la memoria y el olvido guardan en cierto modo la misma relación que la vida y la muerte. El objetivo de este proyecto es presentar al olvido como un tratado de la utilización del tiempo, visualizar el retrato en la demencia senil desde el soporte gráfico. Dado que lo visual se mide por la experiencia emocional de la representación, para este proyecto se retoman los casos de pintores con demencia senil como William UtermohlenCarolus HornWillem de Kooning donde se pueden identificar cinco etapas las cuales experimenta desde lo visual la persona que padece el trastorno.

REPETICIÓN

Uno tiene que comenzar a perder la memoria, aunque sólo sea de forma fragmentada, para darse cuenta de que la memoria es lo que hace nuestra vida. La vida sin memoria no es vida en absoluto…nuestra memoria es nuestra coherencia, nuestra razón, nuestro sentimiento, nuestra acción. Sin ella no somos nada.

– Luis Buñuel

CONDENSACIÓN

Inundados por enormes cantidades de información noticiosa perdemos la noción de las grandes narrativas, de la continuidad del tiempo, de la memoria.

– Rushkoff

DISTORSIÓN

“El retrato siempre tiene algo de íntimo y algo de público, una tensión evidente entre exponerse y distanciarse.”

– El retrato contemporáneo. Del realismo a la pérdida de rostro

REGRESIÓN

“Capaz de plantear que – en este mundo nuestro, devastado por el abuso de las imágenes, parpadeantes impenitentes en derredor, yermo territorio donde titilan – se puedan erigir formas visuales otras, si se quiere travestidas y deformadas, descompuestas o recompuestas, surgidas de lo real o cubiertas con elementos o pintura, desvanecidas o incluso sugeridas desde la ausencia.”

 – Todas las sombras que el ojo acepta. Calvo, Carmen (2014)

TRANSFORMACIÓN

En el retrato contemporáneo, se desfigura así el rostro sobre el soporte, para que el espectador reconstruya la imagen con su imaginación y con su memoria. El retrato actual se desvincula de la necesidad de reconocimiento, trabaja con otros recursos plásticos, como por ejemplo: la fragmentación y la metáfora.

William Utermohlen
1933 – 2007

Diagnosticado con alzheimer a los 65 años, el pintor norteamericano de origen alemán William Utermohlen emprende un ejercicio de memoria a través de una serie de autorretratos que refleja la progresión de la enfermedad desde el primero realizado en 1967 al último fechado en el año 2000.


Una mala memoria tiene como efecto correr un velo de incertidumbre sobre el movimiento del tiempo; el miedo al olvido, identificado con la muerte, y el miedo al recuerdo, identificado con el sufrimiento.

– Marc Augé