INHABITABLE

Mónica Dávalos

A raíz de los sismos de septiembre en México, que dejaron 471 fallecidos y miles de damnificados, muchas construcciones afectadas se vieron en calidad de Inhabitables. Las víctimas se calculan en 12 millones de afectados y 5 mil 765 viviendas sufrieron daños, de las cuales el 40% sufrieron daño total.

En la CDMX, se produjeron 44 derrumbes, el mayor número de víctimas (49) se concentró en el edificio Álvaro Obregón 286, en donde ahora se encuentra el memorial a las víctimas de ese día.

La serie Inhabitable surge como un registro melancólico –el estado intermedio entre la tristeza y la esperanza- que se transforma de la imagen fotográfica a la interpretación gráfica.

La serie es una interpretación del deterioro, de la desaparición de los espacios y del devenir entre la reconstrucción y la fragmentación.

Inhabitable es el dibujo ligado a la memoria, la imagen contra el olvido. Los dibujos intentan ser una prueba de existencia del territorio transformado, de la resistencia, de la vulnerabilidad y de la supervivencia.

El acto de destrucción a gran escala genera un nuevo orden y exhorta de paso a una reflexión personal sobre la noción de casa.

-Jezik